Macri en el balcón de la rosada durante la marcha del #24A
Macri en el balcón de la rosada durante la marcha del #24A

Por Daniel Capa

El contenido del acto expresado en carteles, consignas y actitudes compadritas no expresan nada nuevo en el intento antiperonista. Aunque ahora bastante devaluado, por cierto.

El domingo 11 de agosto, Luis María Blaquier, un ex funcionario macrista y sobrino del empresario procesado por delitos durante la dictadura, actuó de fiscal para Juntos por el Cambio en José C. Paz y terminó detenido por destruir el telegrama oficial con los resultados de su mesa. Muy caliente con la goleada.

Ni mas ni menos, este fue el espíritu de la marcha de indignados frente a la Rosada.

Emocionalmente, y en breve lapso de días, el presidente de la Nación mostró distintas facetas como para tentar a cualquier estudiante de psicología que busque tema para su tesis.

Del ataque al votante opositor, al perdón por lo dicho, al aplauso del discurso de Carrió, al «Alberto llamame», al «es así.. es así» del sábado.

Cuentan algunos periodistas de fluido contacto con el gobierno, que varios funcionarios observan desde el sabado a la nochecita el inicio de una remontada «histórica»

La concurrencia lograda no vislumbra tal ambición. Despues de todo, la mitad de la plaza es un tercio de lo que fue el promedio de las movilizaciones opositoras del ultimo año.

Un tercio. Tal la representatividad electoral del experimento Cambiemos. Las proporciones se ven en todos los terrenos, parece.

Las caras de la marcha del odio del pasado sábado 24 de agosto.

No hubo en el centro porteño, micros estacionados. Tampoco se han notado automoviles en fila. Colectivos y subtes tuvieron una tarde sin anormalidades.

El nucleo central de señoras y señores haciendo pucherito, ingresaron a la zona de la Plaza caminando por avenida Santa Fé. Un barrio capitalino se «estremeció» con la convocatoria.

El gobierno y su nucleo duro no tienen salida.

El antiperonismo rabioso chocó de frente contra casi la mitad de la Argentina que impulsó a Alberto, Cristina, Sergio y demas a un triunfo en octubre. El peronismo unido.

Las pretensiones populistas parecen ser para esta gente algo que…. coso.

Y la ilusión óptica de «robarle» votos al FdT solo puede encontrarse en el portal casarosada.gob.ar.

Es muy dificil imaginar que un votante «blando» (asi lo llaman), que castigó al macrismo en agosto, especule con cambiar radicalmente su voto en octubre. Eso es subestimar la bronca. No entenderla.

Gobernadores y en especial intendentes del oficialismo buscarán en octubre (lo han deslizado en reuniones partidarias y tiene lógica) tratar de lograr su reeleccion aún a costa de «provincializar» y «municipalizar» su campaña. Nada o casi nada de Macri, bah.

El cambiemismo territorial está bastante alejado de las teorías «épicas» de Elisa y Marcos.

En definitiva, el corner fue lanzado, rechazó el arquero con los puños y la pelota la tiene de nuevo el rival, que está ganando el partido ampliamente.

Las encuestas de las ultimas horas asi lo dicen.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here