El candidato presidencial del Frente de Tod☀s, Alberto Fernández, se reunió con la dirigente cordobesa Natalia De la Sota, hija del ex gobernador José Manuel de la Sota.

En el marco de esa reunión, la hija del fallecido exgobernador remarcó que «coincidimos en que hay que seguir tendiendo puentes para construir un país unido y en paz. Le pedí especialmente por nuestra provincia y por los cordobeses. Córdoba será fundamental en la Argentina que viene. Me llevo su palabra y compromiso».

Fernández le agradeció desde sus redes sociales y destacó que «unidos vamos a construir una Argentina federal e integrada. Córdoba será parte de ese país que todos soñamos, cómo lo soñó tu padre y cómo tu padre me lo inculcó a mi. Tienes junto a todos los cordobeses y cordobesas mi palabra y mi compromiso».

Natalia de la Sota es legisladora provincial electa por el frente Hacemos por Córdoba que lidera el gobernador Schiaretti, por lo que su foto junto a Fernández tiene una fuerte connotación política. Y es que, mientras Schiaretti mantiene su neutralidad ante la competencia entre el presidente Mauricio Macri y Fernández, el candidato opositor estrecha sus vínculos con el PJ provincial que, en los hechos, es la columna vertebral del frente que lidera el gobernador.

Su encuentro con la hija de De la Sota se suma a las permanentes conversaciones que mantiene con el senador nacional Carlos Caserio, otro referente del delasotismo que, además de encabezar el bloque justicialista de la Cámara alta es el presidente del PJ de Córdoba y apoya abiertamente la candidatura de Fernández.

De hecho, Caserio es uno de los dirigentes que intenta acercar a los intendentes peronistas de esa provincia al Frente de Todos para acortar la distancia que puso Schiaretti frente a las elecciones nacionales, al llevar en esa provincia una lista de diputados propia, sin tramo presidencial. La provincia de Córdoba es el segundo distrito con mayor cantidad de votantes después de Buenos Aires y es una pieza central de la estrategia Fernández, como lo demostró en las varias visitas que realizó durante la campaña para las elecciones primarias del 11 de agosto.

Si bien en esa instancia electoral la provincia mediterránea exhibió una vez más su apoyo mayoritario a la candidatura del presidente Mauricio Macri, Fernández obtuvo allí el 30 por ciento de los votos y superó los 28 que había logrado Daniel Scioli en el balotaje de 2015. El candidato del Frente de Todos cree que puede crecer algunos puntos más para las elecciones generales de octubre en esa provincia, donde el recuerdo de De la Sota tiene mucho peso.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here