Quizás el detalle haya sido inadvertido o pasado por alto. Pero no es menor porque ese detalle implica un mensaje a la sociedad acerca de lo que el gobierno espera en un país al borde del incendio que ni el ni sus colaboradores logran (o no quieren…) apagar.

En la lista de medidas anunciadas esta mañana por el presidente Mauricio Macri, el sector de trabajadores públicos con mayor beneficio es el de las Fuerzas de Seguridad Federales y Fuerzas Armadas, quienes a diferencia del resto, «recibirán a fin de mes un bono de 5.000 pesos».

Dentro de los beneficiados, nobleza obliga, estan los empleados púbicos en general. Pero el hecho de que las fuerzas de seguridad en su conjunto reciban un bono o una ayuda superior a la del resto de los afectados por la crisis debe ser tomado como un llamado de atención.

El país atraviesa el peor momento de la crisis. Y en las mentes de estos gobernantes sobrevuela la posibilidad de manifestaciones y marchas de protesta que puedan derivar en incidentes que den lugar a una represión indiscriminada.

Y si se lo quiere mirar por otro lado menos conspirativo, ¿porqué ese bono de 5.000 pesos a los uniformados no fue a parar a los bolsillos de los jubilados, que siendo los mayores castigados por las políticas macristas, no fueron siquiera tenidos en cuenta en el pliego de medidas?

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here