“D’Alessio usó mi nombre sin mi conocimiento y sin mi autorización para extorsionar personas y otras actividades que desconocía completamente”, contó el ex periodista Daniel Santoro en su declaración ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, en el marco de la causa que investiga una red de espionaje paraestatal y extorsión por la que está detenido el falso abogado Marcelo D’Alessio.

De esta manera Santoro procuró despegarse del escándalo que lo tiene como uno de sus protagonistas principales. El juez padilla entiende que el operador de Clarin fue partícipe con claro conocimiento de las actividades que realizaba y de las consecuencias que éstas podrían acarrear.

Ramos Padilla sospecha que Santoro integró la asociación ilícita que encabezó D’Alessio y que no sólo incluyó en sus “investigaciones periodísticas” información originada en esa organización, sino que tuvo participación en algunas de los delitos, en especial la extorsión al empresario Mario Cifuentes.

Antes de ingresar en el Juzgado de Dolores junto a su abogado, Mauricio de Núñez, Santoro defendió la preservación de las fuentes de información en el ejercicio del periodismo. Sin embargo, según contó a la salida, el juez Ramos Padilla no le pidió que revelara ninguna fuente.

«Expliqué que soy ajeno a todos los delitos que pudo haber cometido D’Alessio», señaló Santoro y, en su intento por despegarse del operador judicial, dijo que fue la también periodista de Clarín Virginia Messi quien le presentó al falso abogado. «No aclares que oscurece, Daniel. No conozco a D’Alessio, no está en mi agenda y no es mi fuente», le respondió Messi poco más tarde.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here