Avianca Argentina, la empresa que compró la aerolínea MacAir Jet de la familia Macri, presentó el concurso de acreedores ante el juzgado comercial 26 de la Ciudad de Buenois Aires.

Diego Dominelli, periodista especializado en temas de aviación comercial, sostuvo que la empresa ya venía con serios problemas financieros como consecuencia de la desregulación tarifaria que permite vender pasajes a un costo cada vez menor.

Esa política fue iniciada con la operación en la Argentina de la empresa FlyBondi, una verdadera política de dumping, que obligó a las demas empresas aerocomerciales a ajustar sus tarifas para no ser eliminadas de la competencia.

La decisión pone en peligro el trabajo de 250 empleados a quienes se les adeudan salarios además de otras deudas derivadas de su funcionamiento, por una suma calculada en unos 50 millones de pesos.

La famosa «revolución de los aviones» que preconizaba Macri sólo trajo como consecuencia la destrucción paulatina de los servicios aerocomerciales, situación que alcanza incluso a Aerolíneas Argentinas y Austral, las dos aerolíneas de bandera de nuestro país.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here