Alberto Fernandez, precandidato a presidente por el Frente de Todos concurrió esta mañana al juzgado federal de Claudio Bonadio para prestar declaración en la causa que investiga el famoso memorando de Entendimiento con Iran, diligencia procesal en la que no estuvieron ni el juez ni el secretario sino tan solo un empleado que fue quien le tomó la declaración a Fernández.

«Esto es simplmente una jugada de orden político porque a mi no me cita ni la fiscalía ni el propio juzgado sino la querella por haber vertido simplemente una opinión en torno de ese documento» señaló Fernández.

«Ahora bien, yo le recomiendo al abogado de la querella que vuelva a estudiar los lineamientos fundamentales del derecho procesal porque sino, millones de argentinos tendrían que pasar por este juzgado a explicar qué opinaron y porqué opinaron sobre la causa» afirmó Fernández en diálogo con el periodismo al salir de los tribunales federales.

Antes de irse reiteró que si bien se trata de una movida de estricto orden político ya que cuando se firmó el documento el ya no formaba parte del gobierno kirchnerista, no tendrá problemas en concurrir cuantas veces lo llamen para declarar en esa o en cualquier otra causa

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here