Ser un periodista estrella de Clarín tiene muchos beneficios. Pero si además ese periodista es defensor y funcional a los intereses del grupo de comunicación más grande de la Argentina y uno de los más grandes del continente las ventajas son mucho mayores aún.

Daniel Santoro, de el estamos hablando aunque cueste llamarlo periodista por respeto a la profesión que muchos de nosotros ejercemos con integridad, debía concurrir este martes 25 de junio al juzgado federal de Dolores que conduce el juez Alejo Ramos Padilla.

Ramos Padilla sospecha que Santoro formó parte de la asociación para ejercer el espionaje político y judicial más grande de la historia del país. Era la oportunidad para demostrar su inocencia, que era una víctima el también de la red comandada por el falso abogado Marcelo Dalessio, imputado y preso en la causa de marras.

Sobre la hora, como en el fútbol, Santoro pidió la postergación de la indagatoria alegando que su abogadodefensor se encuentra fuera del país y el juez Alejo Ramos Padilla accedió y dispuso que el hombre estrella de Clarin concurra a declarar el próximo 17 de julio.

Todo indica que el periodista apuesta a que le quiten la causa a Ramos Padilla, un round que se está disputando en la Cámara de Casación y en el que se juega la presión de Elisa Carrió, el propio D’Alessio y la Procuración a través del fiscal de Mar del Plata, Juan Manuel Pettigiani, que siempre estuvo del lado del rebelde Carlos Stornelli, uno de los ejes de la asociación ilícita.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here