Sergio Varisco es el intendente de Paraná y desde hace más de dos años está acusado e imputado en una causa por facilitar la financiación y la promoción del narcotráfico desde las propias oficinas de la intendencia de la capital entrerriana.

Pertenece a Cambiemos y no es casual que este sea uno de los casos más resonantes de narcotráfico al que Patricia Bullrich, que ha hecho del combate a los narcotraficantes, no pudo combatir.

Varisco será juzgado desde este jueves en un proceso con dos causas unificadas por el financiamiento de bandas dedicadas al narcotráfico por el que están detenidos un concejal y otros funcionarios del gobierno municipal de la capital de Entre Ríos.

El debate oral tendrá 34 imputados y contará con más de 100 testigos, entre ellos, funcionarios locales, que se presentarán este jueves y viernes y el lunes y martes de la semana próxima en la Sala de Audiencias de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná.

Varisco fue imputado porque haber hecho «un acuerdo en septiembre de 2017» con Daniel «Tavi» Celis, acusado de ser el líder de la banda. Según la acusación, el intendente «se comprometió a entregar $50.000 mensuales para financiar el comercio de estupefacientes».

Para el juez federal de Paraná Leandro Ríos, Celis y Varisco, «comercializaron cocaína de manera conjunta y organizada». La banda se encargaba de la «financiación, provisión, distribución, aprovisionamiento, almacenamiento, abastecimiento, venta, reventa y compra» de esa droga en Paraná, Concordia, y en la Capital Federal.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here