En medio de una fuerte crisis económica que pegó duro en el rubro juguetes, la Cámara Argentina de la Industria del Juguete lanza una nueva edición de La Noche de Noche de las Jugueterías que se realizará el sábado 14 de diciembre con horarios extendidos, actividades recreativas y descuentos en todas las jugueterías adheridas del país

El Presidente de la CAIJ, Emmanuel Poletto, destacó que esta acción se está articulando con toda la cadena de valor con el objetivo de contrarrestar el pésimo desempeño de las ventas del Día del Niño, las cuales registraron un 12% en unidades respecto 2018 y en vísperas de la temporada navideña y de Reyes.

Emanuel Poletto, pte. de CAIJ

Asimismo, Poletto invitó a volver a armar el arbolito de navidad, comprar todos los años un nuevo adorno y que cada 7 años se regale un arbolito a alguien que no tenga y destacó: “Es nuestro deseo revitalizar el espíritu navideño y recuperar valores tales como el amor y la paz de las familias, el cuidado de la niñez para vivir en una sociedad en armonía y la importancia de pasar tiempo con nuestros niños y niñas, estimulando su sano crecimiento a través del juego.”

Navidad y Reyes representa el 40% de las ventas anuales para el sector y se espera un repunte de la actividad a partir de las expectativas generadas por la nueva gestión del Gobierno.

En el sitio www.caij.org.ar se podrán identificar las jugueterías en un mapa con el detalle de los beneficios y actividades para toda la familia. Además, en la cuenta de Instagram @CamaraDelJuguete estarán publicadas las acciones a desarrollar durante toda la jornada (cabe destacar que no serán exclusivas durante la noche sino que por la mañana y tarde habrá diferentes propuestas).

Ciertamente la industria del juguete, al igual que el resto de las cadenas productivas, atraviesa una crisis de proporciones luego de 4 años de neoliberalismo. El propio Polleto reveló hace pocos días que en los últimos 2 años cerraron ó suspendieron operaciones 1 de cada 10 fábricas de juguetes, se perdieron miles de puestos de trabajo y la capacidad ociosa supera actualmente el 40%, “producto de la recesión desatada desde 2018, con un aumento desmedido de la inflación y altas tasas de interés, lo cual tuvo un impacto negativo en el poder adquisitivo y por lo tanto en el nivel de actividad de las fábricas del sector”.

Según datos de la Cámara, las importaciones de juguetes sufrieron un fuerte incremento en los últimos años: desde 2015 a 2018, aumentaron un 85%, medidas en kilos, de 11,25 millones de a casi 20,82 millones. “Este aumento se evidenció además en la cantidad de jugadores que se incorporaron al negocio de la importación: 323 importadores de juguetes a 548, en un mercado recesivo, generando sobreoferta y acumulación de stocks”, acota el informe

La CAIJ pretende que el gobierno electo reponga el régimen de aduana especializada para juguetes, derogado en 2017, “el cual es importante para el control de las normas de seguridad”. Otro reclamo es controlar la subfacturación a través de valores criterio y la falsificación por medio del canal rojo de selectividad en aduana.


Participan de la acción todas las cadenas como Carrousel, City Kids, Compañía de Juguetes, Educando, El Mundo del Juguete, Giro Didáctico, Kinderland, Osito Azul, Tío Mario y cientos de pequeñas y medianas jugueterías de todo el país como Juguería Bambi de Punta Alta, Pluto’s de Córdoba, Arlequín de Catamarca, Malabares de Chaco, Changos y Chinitas de Chubut, Pichi de Entre Rios, Alfonso el Oso de Jujuy, Arlequín de La Rioja, Algo Grosso de San Luis, Madagascar de Santa Fe, Yehuin de Tierra del Fuego, Kalabacha de Tucumán, Bambino de Misiones, Didácticos de Corrientes, Bebitos y Bajitos de Mendoza, entre otras.

La campaña de la entidad que representa a las jugueterías esta teniendo, además, un decidido acompañamiento por las entidades regionales de diferentes provincias. A modo de ejemplo, la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (APICC) articuló con el Banco de Corrientes un descuento del 10% y 6 cuotas sin interés con tarjetas de crédito y del 5% con tarjetas de débito, lo que evidencia un fuerte compromiso por parte de la entidad para incentivar el consumo local en sintonía con la lucha al contrabando que viene llevando adelante la CAIJ.
Fundada en 1945, la CAIJ es la única càmara industrial de carácter gremial que representa al sector juguetes, juegos, artículos de cotillon y navidad. La sede de la entidad en el barrio de Boedo cuenta con un moderno laboratorio que realiza ensayos para certificar normas de seguridad en juguetes.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here