Volvieron los atascos tanto a Pekín y a las grandes ciudades chinas tras el levantamiento de las restricciones por el coronavirus. Millones de ciudadanos aprovecharon los cinco días festivos con motivo del 1 de Mayo para viajar. 

Son las primeras vacaciones para los chinos tras la suspensión de las del Año Nuevo, que coincidieron con el pico de la pandemia.

«El flujo de tráfico por minuto es de unos 40 o 50 vehículos, el pico de tráfico ha aumentado dos o tres veces respecto al habitual», explicó el oficial de la brigada de tráfico de Chongqing, He Qipeng.

Los aeropuertos chinos también van reanudando poco a poco su actividad. El ente público de la aviación civil china prevé unos 2,9 millones desplazamientos durante estos cinco días. El incremento es principalmente «para las rutas de corta distancia» con destino a las ciudades turísticas. El aumento de los pasajeros para los vuelos de largo radio es inapreciable.

Las impresionantes cataratas de Hukou en el río Amarillo y el Parque Nacional de Tianmenshan figuran entre las preferencias de los chinos para estos días.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here