Roberto Caldarelli, uno de los negociadores del FMI ingresa al Palacio de Hacienda para reunirse con Lacunza y el resto del equipo económico

El Fondo Monetario Internacional ya planea otra reformulación del acuerdo stand by con Argentina dada la conformación del nuevo cuadro político surgido tras las PASO y a las recientes decisiones del gobierno que incluyeron el default de las Letes y Lecaps que estaban en poder de inversores institucionales y la apertura de negociaciones para el reperfilamiento de la deuda.

La resolución implica la postergación de facto y sin fecha de las cuotas que restaba girar del programa por U$S 57 mil millones. Entre ellas, la que debía ser abonada el 15 de este mes, por U$S 5400 millones, monto que el gobierno necesita de manera imperiosa para cerrar el programa financiero del corriente año.

Voceros del organismo se lo confirmaron ayer a Tiempo. «Seguimos como lo habíamos comunicado la semana pasada. No hay fechas definidas. Estamos analizando las recientes medidas y continuamos en estrecho contacto con las autoridades argentinas», señalaron.

La actitud del fondo está en línea con la última conversación que sus representantes mantuvieron en la Argentina con el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, a quien le dijeron que es my difícil negociar con un gobierno en retirada.

Además, es una rotunda respuesta a lo que había dicho el presidente Mauricio Macri el jueves, en relación con la llegada del dinero del FMI. «Sí, esperamos el desembolso porque hemos cumplido con todo», dijo el primer mandatario en su visita a Córdoba. El giro de los acontecimientos y el cambio de criterios para dar por aprobada la revisión dejó al presidente en offside.

Fuente: Tiempo Argentino

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here