Primero pidió mas emprendedores y menos cartoneros. Después acusó a Axel Kicillof de ser comunista, como si serlo fuera un delito. Siempre se destacó por su rechazo a los pobres y su encendida xenofobia.

Y ahora, durante una entrevista con Eduardo Feinmann, dijo que a Macri lo unen muy pocas cosas, como la visión de una Argentina capitalista. Pero sorprendió cuando dijo que el problema del país no es el hambre.

print

1 Comentario

  1. Este TRÁNSFUGA, según el diccionario, demuestra una vez más que solo se dedicó a vivir de la política sin ninguna convicción política a favor de la gente y de la soberanía del País.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here