El INDEC informó este jueves que la inflación de mayo fue del 3,1%, dando por tierra una vez más con los pronósticos del gobierno que esperaba que estuviera por debajo de esa cifra.

De esta manera, en los primeros cinco meses del año la inflación minorista sumó 19,2% y en los últimos doce meses el 57,3%, el nivel más alto desde la salida de la hiperinflación en enero de 1992.

Los rubros que más incidieron en el aumento de la inflación fueron alimentos y bebidas con un alza del 2,4%, vivienda, agua, electricidad y otros combustibles el 4%, salud 5,1% y transporte 3,5%.

Con este cuadro, como siempre, los sectores más empobrecidos sufren proporcionalmente una inflación mucho mayor ya que sus magros ingresos se destinan precisamente a los rubros que más aumentaron

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here