Horacio Moschetto, presidente de la Cámara del Calzado, afirmó que «están en riesgo todos los puestos de trabajo» y agregó que las autoridades le dijeron que “no hay posibilidad de dar marcha atrás con la medida”.

Para Ariel Aguilar, presidente de la Cámara de las Manufacturas del cuero «el objetivo del gobierno es extender esto a todos los rubros y sectores, por lo cual es una medida más que va en sentido anti industrial», remarcó el empresario .

Moschetto también sostuvo que «hace unos años teníamos unos 70.000 trabajos de manera directa e indirecta pero a partir del 2015 fueron cayendo y hoy solo quedan unos 10.000 que ahora se encuentran en peligro por la baja del consumo y la apertura indiscriminada».

Aguilar afirmó que «vamos a hacer todos los reclamos que sean necesarios pero la decisión política del gobierno es abrir las importaciones, decisión está tomada».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here