El presidente ya no quiere enfrentar al periodismo. Hasta los militantes ultramacristas de la prensa se le volvieron hostiles. Macri no tiene quién lo banque luego de la embestida a la que sometió a los argentinos en la semana posterior a las PASO, en la que castigó el voto a Fernández.

Será por eso que el anuncio del cambio de ministro de Hacienda lo hizo a través de sus redes sociales cerca de la medianoche, luego que todos los medios ya tenían la noticia y que debieron difundirla sin ratificación oficial. Un símbolo de debilidad y cobardía superlativo. O pura fiaca, ya que el presidente descansa en su estancia Los Abrojos. No sea cosa que le toque laburar un fin de semana largo.

«Convoqué a Hernán Lacunza para dirigir el Ministerio de Hacienda. Hasta hoy se desempeñaba como ministro en la provincia de Buenos Aires, donde hizo un gran trabajo. Su capacidad y trayectoria son reconocidas ampliamente. Confío en que es la persona indicada para esta nueva etapa», escribió en la red social del pajarito el presidente.

Finalmente, agradeció al saliente «delegado del FMI», Nicolás Dujovne con un escueto mensaje. «Mi agradecimiento a @NicoDujovne por haber sido parte del equipo y poner su compromiso, capacidad y honestidad al servicio de la transformación de nuestro querido país».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here