A días de concluir su lamentable gestión como presidente del Banco de la Nación, el mayor banco de la Argentina junto con el Provincia de Buenos Aires, su presidente Javier González Fraga protagoniza un nuevo escándalo.

González Fraga, ascendió a dos asesores a puestos gerenciales con sueldos de $200.000, un sueldo similar al que cobran los gerentes de las mayores sucursales.

Uno de los empleados promovidos ingresó en enero de este año y es un hombre del ex director del banco Diego Dequino, quien viene del riñón del ex ministro Luis Caputo.

En tanto, la otra funcionaria llegó en abril del 2019 por un pedido expreso de Nicolás Dujovne. Por lo tanto, ambos casos violan claramente los protocolos de la carrera bancaria.

La decisión fue avalada por el gerente general Juan José Fragati y los bendecidos por González Fraga ocuparían una nueva «Unidad Organizativa» creada especialmente para la ocasión.

print

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here