La gobernadora saliente de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal deberá recorrer, a partir del 11 de diciembre, un derrotero por juzgados varios debido a las causas que están apareciendo ahora, a pocos días de terminar su mandato.

La denuncia de la que hablamos es gravísima: Vidal había destinado para este año una partida presupuestaria para alquilar 12 viviendas y un centro integral para trasladar a 60 pacientes internados en el neurosiquiátrico en ruinas de Melchor Romero y que estaban en condiciones deplorables

Sin embargo, tal como reveló el portal Infocielo, la plata nunca apareció y tras la derrota electoral de los gobiernos nacional y provincial de Juntos por el Cambio, la mentira de Vidal hacia los internos y los profesionales de la salud comprometidos en el tema se convierte en incertidumbre.

La partida estaba destinada a cumplir con la Ley de Slaud Mental sancionada y promulgada en el 2010, para ir paulatinamente reemplazando los manicomios y llevar a los pacientes a lugares mas saludables y con mejores condiciones de atención.

Nadie sabe dónde está el dinero y mientras tanto, la salud de esos 60 pacientes siquiátricos se fue deteriorando, al punto que dos de ellos terminaron suicidándose.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here