Las desventuras de la aerolínea Low Cost vinculada a funcionarios del gobierno de Cambiemos podrían tildarse de tragicómicas, si no fuera la seguridad y la vida de sus pasajeros la que pendiera de un delgado hilo.

En la tarde de este lunes y hasta la madrugada de este martes 13 se vivió una nuevo desastre en la aerolínea vinculada al Gabinete PRO. Los empleados de la aerolínea low cost informaron a los sufridos pasajeros que iban a tomar una nave en el aeropuerto cordobés de Pajas Blancas que iban a sufrir una demora.

El motivo que trascendió puso los nervios de punta a los clientes: se habría caído un pedazo del motor del avión que estaban por tomar.

La situación generó un nerviosismo tal entre los presentes en el aeropuerto que las quejas derivaron en insultos y de ahí el paso siguiente fue se originó una gresca que terminó en golpes de puño y patadas de algunos pasajeros contra los empleados de la empresa.

Según los testimonios de quienes estaban allí, hasta el lugar se acercaron tres policías que intentaron calmar la situación. Recién pudo bajarse la tensión cuando los empleados que estaban tras el mostrador fueron aislados para evitar nuevas agresiones.

Recién pasada la medianoche llegó hasta el lugar una furgoneta que trasladó a los afectados por el motor fallido hasta un hotel. Les comunicaron que recién iban a viajar a las 10 de la mañana.

Una de las mayores curiosidades del caso, además, es que el principal cronista de lo sucedido en Pajas Blancas fue Carlos Telleldín,  implicado en la causa por la voladura de la AMIA (acusado de haber entregado el coche bomba que causó el atentado). El ahora abogado (absuelto en el proceso por el ataque) relató con fotos y comentarios lo que fue sucediendo desde la noche de anoche.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here