Una delegación de dirigentes argentinos entre quienes esta el titular de la CTEP Juan Gabois llego a Bolivia en la noche del jueves entre insultos y agresiones y de inmediato fue retenida e interrogada con inusitada violencia en las instalaciones del aeropuerto internacional de Santa Cruz de la Sierra.

Si bien horas más tarde fue liberada, el ministro de gobierno de bolivia Arturo Murillo lanzo una serie de amenazas contra la delegación que de alguna manera pone en riesgo la integridad física de sus integrantes e incluso sus vidas.

La delegación está integrada, ademas de por Grabois, por Pablo Pimentel, Marianela Navarro, Pablo Garciarena, Gabi Carpineti, Vicky Freire, Natalia Zaracho, Federico Fagioli y Cristina Vera Livitsanos, entre otros. 

El resto de la delegación tuvo que esperar en las instalaciones del aeropuerto donde fueron hostigados por acólitos de los sectores que dieron el golpe de Estado y una vez quelos demás integrantes fueron liberados, la delegación argentina se trasladó a La Paz acompañados por el cónsul argentino, Roberto Dupuy.

El objetivo de la delegación es la de realizar un detallado informe sobre la situación política y social que vive Bolivia tras el golpe que obligó al presidente Evo Morales y su vicepresidente, Alvaro García Lineras, exiliarse en México.

Precisamente tras conocerse el lamentable episodio, el presidente legítimo de Bolivia Evo Morales se solidarizó con los representantes argentinos.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here