El presidente Mauricio Macri le apuntó, en duros términos, a tres sindicalistas argentinos durante una entrevista con el periodista Marcelo Longobardi -que se emitirá la semana próxima- en la cadena norteamericana CNN. Con fuertes expresiones le apuntó a Hugo Moyano (Camioneros), Sergio Palazzo (La Bancaria) y Pablo Biró (Pilotos).

«Cuando el señor Moyano cobra las cosas que cobra para su gremio, por izquierda, por derecha, lo que hace es dejar a mucha gente sin trabajo», disparó el presidente en un adelanto de la entrevista que se conoció hoy.

Luego criticó al líder de los bancarios por reclamar que se encuadre como bancarios a los trabajadores de empresas fintech que prestan servicios financieros. «Palazzo, es otro prepotente. Quiere avanzar sobre un sistema que desde la tecnología le mejora la vida a la gente. Porque hoy hay gente que en estas plataformas digitales nuevas puede colocar su dinero, obtener intereses por día y pagar en forma electrónica. Vamos todos rumbo a pagar en forma electrónica, con teléfono. En meses vamos a pagar todos con el teléfono y el Gobierno va a apoyar esos desarrollos contra este tipo de actitudes prepotentes, patoteras, de Palazzo», dijo.

También apunto sus cañones contra el Secretario de APLA, Pablo Biró, quién mantiene un enfrentamiento con el gobierno por la política de Cielos Abierto, un acuerdo que el macrismo busca sellar con Estados Unidos, hecho que terminaría de dejar a la deriva la competitividad nacional. «Y este señor Bidó, Biró creo que se llama… en vez de darle vergüenza que el noventa y pico por ciento de los argentinos que aún todavía no vuela, a pesar de que ya voló medio millón de argentinos que no había volado con esta revolución de los aviones, el 90 por ciento de los argentinos no vuela con frecuencia. ¿Y por qué tiene que pagarle a Bidó (sic) todos sus privilegios y todas sus ineficiencias que cuestan todos los meses miles de millones de pesos? Aerolíneas Argentinas hoy le sigue costando a los argentinos que no vuelan más de 2 mil millones de pesos por mes. Y este señor no sólo no se pone a ayudar para que los argentinos no pongamos ese dinero que necesitamos para mejorar la educación, llevar más cloacas a gente que no las tiene, sino que además se opone al desarrollo de otras líneas aéreas. Es disparatado. Él debería estar contento porque si hay más aerolíneas, más pilotos van a volar y más mecánicos van a trabajar. Son gente que no entiende el cambio que ha tenido la Argentina, que exige que todos tiremos del carro en la misma dirección».

Así, el Jefe de Estado y postulante para revalidar otro mandato carga contra la clase trabajadora, sistemáticamente golpeada por sus políticas de ajuste y concentración que además arrasa contra las PyMEs argentinas y pone en jaque el empleo, que no deja de caer desde que su gobierno llegó al poder. En los últimos tres años son más de 300 mil trabajadores que quedaron en la calle y sus familias a la deriva.

print

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here