Luego del fracaso en el primer simulacro del sistema de digitalización y transmisión electrónica de telegramas electorales para el escrutinio provisorio y las denuncias que surgieron desde la oposición sobre potenciales irregularidades, el gobierno macrista salió a responder y garantizar homogeneidad de la carga del escrutinio

En este sentido, la secretaría de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, a cargo de Adrián Pérez, afirmó hoy que las críticas desde sectores opositores que buscan «sembrar dudas sobre la transparencia» de las elecciones de este año son «infundadas e irresponsables».

De esta manera, el gobierno nacional respondió a la conferencia de prensa que diputados de bloques opositores, junto a intendentes y autoridades del Partido Justicialista nacional, provincial y porteño realizaron esta mañana en el Congreso, en la que pidieron una «elección limpia ante las constantes intenciones por parte del oficialismo de cambiar las reglas del juego en materia electoral».

«Las declaraciones que buscan sembrar dudas sobre la transparencia de la elección son infundadas e irresponsables», sostuvo la secretaría que encabeza Pérez, en un comunicado.

En ese marco, afirmaron que «afortunadamente llegamos a este proceso electoral con algunos cambios con respecto a la anterior elección que, en todos los casos, contribuyen a ampliar la participación y fortalecer la transparencia».

Destacaron, en ese sentido, que «dos de estos cambios se realizaron a través de decretos reglamentarios que, como tales, fueron avalados por la Cámara Nacional Electoral» y «por lo tanto se ajustan plenamente a derecho».

Entre esos cambios se encuentra la «presentación de boletas eliminando las listas colectoras, mecanismo que tendía a confundir al elector», precisaron.

Por otro lado, se incorporó la opción de voto por correo para los argentinos en el exterior, con el objetivo -según explicó la secretaría- de «garantizar el ejercicio de un derecho reconocido por ley desde 1991, precisamente siguiendo la directiva de la ley, que ordena al Poder Ejecutivo reglamentar cómo poner asegurar este derecho».

Por último, se refirieron a los cambios introducidos en el escrutinio provisorio, que es el tema que más críticas despierta desde la oposición y otros sectores; en especial la contratación de la empresa SmartMatic como proveedora del servicio de escrutinio digital.

Según la dependencia que encabeza Pérez, «se dispuso la transmisión desde las escuelas tal como lo venía reclamando la Justicia Electoral, para dar mayor transparencia al proceso» y se remarcó que la contratación de SmartMatic se realizó mediante una «licitación abierta y transparente».

Con los cambios introducidos, «a partir de ahora todas las fuerzas políticas podrán fiscalizar la transmisión, que antes se hacía desde oficinas del Correo en general fuera de la vista de los fiscales. Y también para garantizar la homogeneidad de la carga del escrutinio», según explicaron desde el gobierno.

Además, «mediante la transmisión desde las escuelas la carga de los datos se producirá en forma homogénea».

«Hasta ahora, al efectuarse la transmisión desde los centros de transmisión del correo, que se encuentran en los centros de las ciudades, los telegramas de las zonas periféricas demoraban más en ser contabilizados, generando esa disparidad en la carga que observamos elección tras elección. Con la transmisión desde las escuelas se da una solución a este problema», remarcaron.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here