La única preocupación del jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta es limpiar las calles de vendedores ambulantes que no tienen cómo sustentarse ante el creciente desempleo que en la ciudad alcanzó en el segundo trimestre dl año trepó al 9,7 por ciento.

En la tarde de este jueves, la policía de la Ciudad, de la que Larreta se enorgullece, agredió con violencia inusitada a una mujer que vendía en la calle en el barrio de Once, por el sólo hecho de intentar obtener su sustento diario.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here