Cuando uno cree que no se puede caer mas bajo, ahí está la gobernadora María Eugenia Vidal para demostrar que efectivamente todo vale por un voto más. Así quedó demostrado con un spot donde la mandamás provincial supuestamente se ocupa del caso de una vecina bonaerense víctima de violencia de género.

El tuit que publicó Vidal en abril cuando todavía pensaba que podía ganar en las PASO

Vidal, en una de sus tantas recorridas proselitistas visitó a Natasha, una vecina bonaerense que hace huevos de pascuas para sobrevivir en medio de la feroz crisis que se vive en Argentina en los últimos años del gobierno macrista. Durante la charla, Natasha le contó que era víctima de violencia de género y Vidal decidió ayudarla. Hasta acá todo muy bien.

Sin embargo, luego de increpar Horacio, el presunto victimario, trascendió un video a modo de Gran Hermano donde se muestra a la dirigente mejor posicionada del PRO como una heroína que defiende a los bonaerenses cuando en realidad lo que se evidencia es una maniobra de marketing muy típico del PRO.

Ls gobernadora realizó un spot donde se muestra como una heroína.

«Hay un hombre que me acosa constantemente», reveló la vecina sobre un hombre al que no conocía previamente pero que denunció empezó a acosarla y le provocó miedo de salir sola a la calle.

«No te preocupes», le dijo Vidal. «Yo le voy a decir la verdad, que yo me enteré del caso y que nosotros te estamos acompañando».

Seguidamente, se ve a Vidal ingresando a una barriada en Morón donde luego golpea la puerta de donde supuestamente vive el acosador, quién nunca le abrió ni respondió el llamado.

«Buen día Horacio soy María Eugenia Vidal, la gobernadora. Sé que estás ahí porque los vecinos me dijeron que estabas. Aunque no me quieras abrir. solamente para avisarte que estuve reunida con María y con su hija Natasha. Ya sé lo que está pasando. Me contó que te denunció y vamos a seguir acompañándola», le dijo y continuó. «Va a venir un fiscal a verla para que haga de nuevo una denuncia. Así que solamente para que sepas que la vamos a seguir acompañando para que no le pase nada».

Lo llamativo del caso es que Vidal publicó la foto con Natasha y se refirió a su actividad pastelera pero nada dijo respecto de su condición de víctima. Sin embargo, el spot se grabó con recursos de la provincia y con ella en su rol institucional. Queda la duda si hubo un arrepentimiento en el medio tras entrar en razones sobre lo indecente de la maniobra.

Si bien no sabemos si este caso es cierto o un acting para las cámaras, corresponde creerle a la víctima. Pero si Vidal tuvo un gesto genuino de colaborar con una de las miles de víctimas de violencia de género -quizá debiera ocuparse de todas las mujeres que sufren la violencia machista- debió hacerlo sin intenciones electoralistas y menos dejar expuesta a la mujer.

La avanzada de la gobernadora generó todo tipo de repudio en las redes sociales luego que el video se filtró y viralizó.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here