La secretaria de Marcelo D’Alessio confirmó que el fiscal Juan Ignacio Bidone recibía sobres con dinero a cambio de información para extorsionar a las víctimas de la red de espionaje ilegal. 

De esta manera Julieta Ciarmello complicó la situación del fiscal de Mercedes, hoy suspendido en sus funciones y procesado en dos causas por el delito de asociación ilícita y abuso de autoridad.

Ante el juez Alejo Ramos Padilla la mujer habló este lunes durante varias horas en calidad de testigo. Si bien aún no trascendió su declaración, se pudo confirmar que Ciarmello dijo bajo juramento que Bidone recibía plata de la organización delictiva.

Según había reconocido en el expediente el propio Bidone, le entregó al falso abogado en numerosas oportunidades carpetas con entrecruzamientos de llamadas y movimientos migratorios de las personas a las que D’Alessio quería extorsionar.

Con esa información, D’Alessio amenazaba a sus víctimas mostrándoles que las estaban espiando y que conocían todos sus movimientos. 

En su momento Bidone declaró que actuó siempre de buena fe y que fue engañado por D’Alessio, quien le decía que era un agente de la AFI y que trabajaba de manera legal.

El funcionario judicial adujo que siempre creyó que D’Alessio estaba colaborando con la investigación del triple crimen de General Rodríguez -causa que estuvo a cargo de Bidone por más de ocho años- y que bajo ese expediente es que realizó legalmente los pedidos a Migraciones y a las empresas de telefonía.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here