La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal fue entrevistada por María O’Donnel y Ernesto Tenembaum en Corea del Centro y volvió a intentar justificar que durante el macrismo no hubo destrucción del empleo. Según la jefa provincial hay más gente buscando trabajo porque creció la población. Si bien es cierto que el crecimiento vegetativo demanda mayor creación de fuentes de trabajo, la gobernadora no puede desconocer que hay al menos 300 mil nuevos desempleados desde que Mauricio Macri es presidente y que buena parte del empleo de calidad se transformó en Monotributo, bajando un poco más las cifras que, de otro modo, serían catastróficas.

«Han sido años difíciles», dijo y agregó «no tanto para los sectores más pobres que han sido los más protegidos por el Estado», explicó sin ruborizarse.

Además, sobre el crecimiento de la pobreza, Vidal, justificó que no hay más pobreza que durante el kirchnerismo, otra mentira flagrante. Hoy el índice de pobreza alcanza un alarmante 35% por ciento, número que pone a más de 14 millones de argentinos en una situación de extrema vulnerabilidad.

Sin embargo el nivel de cinismo de la mandamás provincial quedó al desnudo cuando, confrontada con los datos de pobreza en el conurbano, justificó diciendo que «si le preguntas a alguien que vive en San Miguel o 3 de Febrero si está peor ahora que le pusieron en asfalto en la puerta de su casa y ahora se puede poner unas zapatillas de color blanco, a lo mejor no te dice que está peor». Vidal evidentemente desconoce es que la gente no se puede alimentar con asfalto porque es tóxico.

Es inaceptable la negación que exhibe el macrismo en materia social. En Argentina 1 de cada 2 chicos es pobre. Estamos hablando del 50% de los pibes que tienen sus necesidades básicas insatisfechas. Pero a ellos no se les mueve un pelo.

En otro tramo, consultada por el creciemiento del desempleo, la gobernadora justificó: «¿por qué tenés más desocupación?, por el crecimiento de la población que antes no buscaba trabajo y ahora es más grande y lo busca y porque hay gente a la que el sueldo no le alcanza y busca un segundo trabajo. Pero no tenés destrucción del empleo. Hay más empleo que no alcanza para la demanda que existe», dijo con una perversidad propia de quien nunca tuvo que salir a buscar el mango para alimentar a sus hijos.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here