La Cámara Federal de Casación Penal resolvió que el juez de Dolores Alejo Ramos Padilla continúe al frente de la investigación sobre la red de espionaje ilegal, político mediático y judicial que aparentemente comandaba Marcelo Dalessio, procesado y con prisión preventiva.

La decisión además ratifica el estado de rebeldía del fiscal Carlos Stornelli, quien en 5 oportunidades faltó a las citaciones a indagatorias reclamadas por el juez federal de Dolores.

El pronunciamiento en este sentido puede ser interpretado como una suerte de «compensación» por el apartamiento de su colega Alejandro Slokar e impedirle intervenir en la causa que tiene Ramos Padilla a solicitud de la diputada macrista Elisa Carrió.

El argumento técnico para mantener la causa en manos al juez Alejo Ramos Padilla es que lo que se debía revisar no era una sentencia definitiva, por lo tanto no es asunto de la Casación.

Y en el caso de Stornelli dijeron que estaba mal concedido el recurso donde el fiscal cuestionó su declaración como rebelde. Esto último debería tener alguna consecuencia sobre el lento sumario administrativo que tramita en la Procuración General ante el pedido de desafuero y juicio político.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here