El ministro de Justicia, Germán Garavano, definió como “mano justa” la política de Seguridad del Gobierno y rechazó que la nueva reglamentación de uso de armas de fuego para las fuerzas federales viole los derechos humanos, como señaló la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.

“Es la opinión de Carrió, es válida, pero yo creo que es una reglamentación de las funciones de las fuerzas de seguridad que, en su uso adecuado, no debiera ser considerada violatoria de los derechos humanos.

Patricia Bullrich indica expresamente que sigue las reglamentaciones de Naciones Unidas”, afirmó Garavano.

Al ser consultado sobre la política de Seguridad, el ministro explicó: “Yo escribí hace muchos años un libro con Eugenio Burzaco y Diego Gorgal que se llamó Mano justa. Nosotros estamos convencidos de que ese es el camino”.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here