La Cámara de Diputados aprobó y giró en revisión al Senado un proyecto que deroga artículos de la ley de Papel Prensa por el cual se desregula la venta y producción de papel, con el cual se elimina el precio único y la obligación de abastecer el mercado interno.

La iniciativa fue aprobada por 127 votos que fueron aportados por Cambiemos, el Frente Renovador y el bloque Justicialista, mientras que el kirchnerismo y la izquierda que reunieron 66 votos rechazaron de plano este proyecto.

Papel Prensa fue fundada en 1971 y está conformada por el grupo Clarín que tiene el 49 % de las acciones, La Nación con el 22,49% y el resto pertenece al Estado Nacional.

El proyecto deroga artículos de la ley que regula la fabricación, comercialización y distribución de pasta celulosa y papel de diarios, con el fin de eliminar la obligación de abastecer el mercado interno.

El dictamen sancionado esta noche también establece que no se podrá imponer un aumento del arancel por la importación del papel y se habilita a Papel Prensa a ofrecer descuentos cuando se compren determinados volúmenes.

El debate fue abierto por el diputado justicialista Diego Bossio quien defendió el proyecto al afirmar que “hay una tendencia a la baja en la producción de papel y consumos de diarios y que ahora ante los cambios tecnológicos ese sector tiene un gran desafío”.

El diputado del FPV Pablo Carro dijo que “están derogando el artículo que establece que todos tienen que pagar el mismo precio del papel” y señaló que “se está volviendo a la situación previa cuando Papel Prensa ponía un precio diferencial”.

En tanto, la presidente del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, dijo que “Nosotros no gobernamos, a nosotros Clarín no nos tiene que pedir nada y nosotros no le debemos ningún favor”.

En el último tramo del debate se armó una fuerte controversia cuando Nicolás Massot dijo que Clarín, a su amigo más “importante, lo perdió en 2010, que en paz descanse”, en alusión a Néstor Kirchner lo que provocó una queja airada del titular de la bancada del FPV, Agustín Rossi, que amenazó con poner en riesgo la sesión.

Rossi dijo que “estamos acostumbrados a las provocaciones del diputado Massot pero esta vez se pasó de la raya”.

Massot pidió disculpas al kirchnerismo pero solicitó que tengan la misma actitud de parte del FPV que “agravian permanentemente a mi familia y a mi persona”.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here