APYME
Julián Moreno junto a Eduardo Fernández y Roberto Ratti Merchante.

Mediante un comunicado conocido hoy, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) condenó el golpe de Estado perpetrado en Bolivia que forzó a renunciar al presidente Evo Morales, al vicepresidente García Linera y a las autoridades nacionales en línea sucesoria del poder.

«Los sectores opositores que promovieron y ejecutaron el golpe rechazaron previamente la convocatoria a nuevas elecciones – aceptada por el presidente a instancias de la recomendación de la OEA- y luego desataron una escalada de violencia intimidatoria mediante saqueos a las casas de familiares y ministros del mismo presidente re electo, toma canales de televisión y finalmente, de la casa de Gobierno», expresaron desde la entidad que nuclea a miles de empresarios Mipyme de Argentina.

Todo esto ocurrió ante el acuartelamiento de la policía y la pasividad de las fuerzas armadas, que “sugirieron” la renuncia del presidente, denunciaron.

En dimisión Evo Morales aclaró que lo hizo para “preservar la vida de los bolivianos, para que no sigan quemando casas, intimidando y amenazando a nuestras familias” y afirmó que “los humildes, los pobres que amamos la Patria vamos a continuar con esta lucha”.

Debe recordarse -instaron desde la entidad- que el gobierno conducido por Evo Morales mejoró todos los indicadores de la economía de su país, con un crecimiento económico sostenido y un Estado activo que implementó políticas redistributivas e inclusivas de los sectores históricamente postergados y discriminados.

APYME se suma así a los actores políticos y sociales locales e internacionales que llaman a poner fin a la situación totalmente irregular generada por los ataques y la persecución a un gobierno legítimo ratificado recientemente por la voluntad popular.

«Las instituciones deben actuar de modo efectivo en Bolivia, buscando una salida democrática, pacífica y sin injerencia de potencias extranjeras en el proceso», expresaron en otro tramo de la misiva y consideraron «lamentable la actitud del Gobierno argentino al desconocer la existencia del golpe de Estado en el país vecino, mostrando así una vez más su escasa vocación democrática y republicana».

Ante las situaciones que se viven en distintos países de la región, donde se repiten alteraciones y amenazas contra el orden institucional, así como episodios de represión a manifestaciones populares y cercenamiento de derechos, APYME sostiene que es imprescindible fortalecer los mecanismos de resguardo de las democracias, con el restablecimiento de organismos como la Unasur.

Finalmente, APYME se solidarizó con Evo Morales y el pueblo boliviano, «ejemplos en la región y en el mundo de democracia inclusiva, equitativa y soberana».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here