Esta barbaridad, entre tantas otras, nos dejan casi cuatro años de gobierno macrista. Y no hay que responsabilizar sólo a los integrantes del PRO. Los radicales que en la convención de Gualeguaychú de 2015 aprobaron aliarse a ese partido militar, son tan responsables como Macri del panorama desolador en el que dejan a nuestro país.

El llanto de esta señora jubilada azotada por las políticas del gobierno macrista es una dolorosa muestra de lo que deberá que recomponerse a partir del 10 de diciembre si para entonces hay un nuevo gobierno de diferente signo.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here