Foto ilustración

Los datos son oficiales y salieron del Ministero de Producción y Trabajo que comanda Dante Sica: hasta el mes de mayo, de acuerdo con la estadística realizada, se perdieron 100 mil puesto de trabajo registrados, es decir, en blanco.

Los datos oficiales marcan la realidad del mercado de trabajo argentino y, además, exhiben el desastre que transita el país a 17 días de la PASO.

En mayo los más castigados fueron los asalariados privados, con una pérdida catastrófica de 36.000 ocupaciones, pero la caída neta fue de 16.900 empleos porque, como sucedió en abril, hubo una suba de 16.500 puestos en el empleo público mientras que hubo cambios menores entre los monotributistas, el personal doméstico y los autónomos.

Este número de mayo -16.900 empleos en blanco menos que en abril- desarma el argumento oficial de Juntos por el Cambio: según los funcionarios de la cartera que encabeza Dante Sica, el alarmante panorama que empeora mes a mes refleja «un escenario de estabilidad» y que todavía no se observan mejoras relevantes porque éstas actúan «con cierto rezago».

Lo cierto es que con estos datos, entre enero y mayo de este año se llevan perdidos 94.300 empleos formales, de acuerdo a los datos difundidos por Producción y Trabajo.

En total, en mayo los empleos con aportes al sistema de Seguridad Social -corresponden a asalariados del sector público y privado, monotributistas, autónomos, trabajadores de casas particulares y monotributistas sociales- sumaron 12.084.100, cuando en abril totalizaron 12.101.000. De allí que hay 16.900 trabajadores en blanco menos.

Con relación a un año atrás, mayo de 2018 cuando los registrados eran 12.301.300, hay una pérdida de 217.100 empleos “en blanco”. Y respecto al máximo de la serie –diciembre de 2017, es decir hace un año y medio cuando se contabilizaron 12.387.300 empleos- la caída es de 303.100 empleos.

De esta forma, la tendencia de imparable destrucción del mercado laboral argentino es incuestionable: hay menos trabajadores en la comparación interanual, intermensual, el lo que va del año y en comparación con el mejor momento de la administración macrista.

Por su parte la Encuesta de Expectativas Laborales indica que en junio cayeron 2,7% respecto a un año atrás. En el Gran Buenos Aires el empleo retrocedió 3,2% interanual, a un ritmo mayor que en el interior del país, con excepción de Resistencia con un descenso del 4,1% y Jujuy con 3,7% menos. Mar del Plata es la excepción con una suba del 1,6%.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here