En una sesión especial, y con ayuda de los bloques de la oposición «dialoguista», Cambiemos logró esta tarde aprobar en general y convertir en ley el proyecto de financiamiento de partidos políticos, que busca legalizar los aportes de empresas privadas a las campañas electorales de las agrupaciones políticas de su preferencia. Las bancadas cercanas a la expresidenta Cristina Kirchner, al igual que la izquierda, votaron en contra.

Con 147 votos positivos y 69 negativos, el oficialismo concretó su postergado anhelo de contar con la reforma electoral para que esté vigente en el proceso de las elecciones 2019.

El miembro informante del oficialismo, el diputado Pablo Tonelli (PRO), se encargó de defender la iniciativa que, en sus palabras, «restablece el financiamiento mixto de los partidos» en campañas», «evita la informalidad» prohibiendo las donaciones anónimas, y le devuelve a «los ciudadanos el derecho a contribuir en el desenvolvimiento ordinario» de las agrupaciones políticas.

print

1 Comentario

  1. los ricos pueden aportar a las campañas de los que protegen a los ricos.
    Los Sindicatos (trabajadores) no pueden aportar a las campañas de quienes defienden a los laburantes

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here