Elisa Carrió, líder de la Coalición cívica y diputada oficialista

La espada de Cambiemos, Elisa Carrió criticó duramente la estrategia nacional de esa fuerza en Córdoba que, según analizó, llevó a la derrota de la alianza en las elecciones provinciales, y condenó a «los que se borraron» al no apoyar al candidato y jefe de la bancada oficialista en la Cámara baja, Mario Negri.

La diputada de la Coalición Cívica dijo que hizo campaña por Negri «a pesar de que sabíamos que perdíamos» y defendió «la política clásica y humanista» de «estar junto al más débil», contra «la política pos-moderna, mentirosa, falaz y pegada sólo al éxito».

«Cambiemos no apoyó a Cambiemos», analizó Carrió a través de una serie mensajes de audio que publicó en Twitter, acompañados con la leyenda «Las elecciones de Córdoba y la República. La única política que vale es la del humanismo».

La dirigente dijo reconocer la victoria de Juan Schiaretti, a quien tildó de «un buen administrador y gobernador de provincia», pero aclaró que quería expresarse «atento a las múltiples críticas que he recibido del propio gobierno».

«La Coalición Cívica se ha caracterizado por haber nacido en la adversidad y en no abandonar a los derrotados. Al contrario, para la Coalición Cívica, la República es más importante que el resultado», afirmó la diputada.

Analizó que Cambiemos llegó dividido a Córdoba producto «del aparato del Estado, la evidente corrupción de la intendencia de Córdoba y la falta de estrategia de Cambiemos nacional» que, aseguró, «es una constante».

«Yo apoyé al hombre que apoyó a Cambiemos (en referencia Negri) y al mejor presidente del bloque, al que muchos abandonaron en el momento de esa lucha», aseguró Carrió, que remarcó que «la vida es lucha y adversidad, y no compartir el éxito y alejarse en la derrota», lo que calificó de un acto «inhumano» y «servil».

«Que terrible es que en las derrotas se borren todos», se lamentó, y llamó a que «el gobierno nacional no se sienta prescindente».

«Los dirigentes de Cambiemos que pelean en las provincias también tienen que defender a un gobierno que no puede obtener resultados económicos, y de eso no tienen culpa los candidatos a gobernadores», aseveró.

Agradeció «a Maria Eugenia (Vidal) y a Horacio (Rodriguez Larreta) que hayan ido y a los poquísimos del PRO que hayan ido. El resto del PRO estaba borrado». Y cerró: «Yo no estoy para borrarme. Pero si esa es la política sí estoy dispuesta a no estar porque no me gusta esta política. No es humanista».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here