Un insólito informe del Banco Mundial que analiza el comportamiento de las economías en desarrollo (o subdesarrolladas) revela que en 66 años (contando desde 1950 a 2016) la Argentina sufrió catorce recesiones económicas, el 32 por ciento del período analizado, sólo superada por la República del Congo.

Pero el argumento que expone el organismo financiero internacional para explicar esas destrucciones del PBI es asombroso por lo banal y mentiroso.
«Una de las principales explicaciones del magro desempeño macroeconómico de Argentina es su tendencia a llevar un nivel de vida fuera de su alcance”, sostiene el Banco Mundial.

Y esa calificación que le damos es porque lo el Banco Mundial no dice de modo deliberado, es que esas estrepitosas caídas de nuestro PBI fueron consecuencia de los reiterados programas liberales y neoliberales que se aplicaron de modo intermitente durante el período analizado.

Esa explicación está claramente en sintonía con las expresiones del titular del Banco Nación, Javier González Fraga cuando muy suelto de cuerpo expresó que «le hicieron creer al empleado medio que podía comprar celulares  e irse al exterior”.

El documento hace además una crítica elíptica a los períodos en los que se aplicaron políticas de neto corte keynesiano o nacionales y populares, cuando la economía creció y la distribución del ingreso fue verdaderamente equitativo para la población.

El informe evita mencionar cuáles fueron esos períodos de crecimiento ni tampoco cuáles los de recesión. Por ejemplo no menciona la de la década del 30 ni la de la dictadura militar o las de los procesos democráticos que encabezaron Raul Alfonsín primero y Carlos Menem luego, incluyendo la hiperinflación de 1989-1991. Mucho menos figura la mayor crisis registrada hasta ahora que fue la de 2000-2001 cuya responsabilidad comparte claramente con el FMI.

Por el corte periódico del estudio quedan excluidas las recesiones de los años 2017-2018 y lo que va de 209, lo que convierte a Macri en el primer presidente que destruyó el crecimiento de la economía en tres de sus cuatro años de mandato

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here