La militante macrista y titular de la Oficina Anticorrupción, -que en adelante debería llamarse pro corrupción- Laura Alonso confirmó en el programa La Cornisa que conduce el ultramacrista Luis Majul, que esa dependencia «no es ni será querellante en causas de corrupción vinculadas a su gobierno».

Según explicó Alonso, «dado que he sufrido acusaciones personales respecto de parcialidad o falta de imparcialidad, en este momento no estamos querellando en ninguna de esas causas».

De tal forma, la funcionaria reconoció implícitamente que su única función es perseguir al kirchnerismo.

«Para que me acusen de encubridora o que embarro causas de corrupción, que las lleven adelante los fiscales», aseguró ante un Majul que dejó pasar las explicaciones de la polémica funcionaria sin mediar ningún tipo de repregunta o crítica.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here