El presidente de Bolivia Evo Morales, depuesto por un golpe de estado este fin de semana, dio una conferencia de prensa en México en la que reiteró su llamado a un diálogo nacional amplio y sin exclusiones para encontrar el camino para pacificar el país.

«Estoy absolutamente dispuesto a ese diálogo tan necesario. Lo convoqué el viernes pasado pero los partidos opositores no aceptaron. Pero sigo haciendo ese llamado porque de otro modo no habrá salida y se profundizará la violencia entre hermanos» afirmó Evo.

«Estamos dispuestos, si nuestro pueblo lo reclama, a volver y si es cuanto antes mejor, para poder reencauzar la situación porque hoy en Bolivia se está violando abiertamente la constitucón en todos sus frentes» dijo Evo, en referencia a la autoproclamación de Jeanine Yañez como presidenta designada del país.

«Me duele la traición, la deslealtad de los comandantes policiales y militares a los que les pido que dejen de usar las armas contra el pueblo. Yo renuncié para evitar la muerte de hermanos. Lo hice y al otro día 4 muertos y al otro día otros 3 o 4 muertos mas. Esa no es la salida» afirmó.

Evo condenó el comportamiento de la OEA en el manejo de la situación en torno de los resultados electorales y responsabilizó al organismo por la escalada de violencia derivada de su accionar al que consideró preparado de antemano.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here