El presidente electo envió al economista y gran candidato a conducir la cartera de Economía, Guillermo Nielsen, a reunirse en Miami con Alejandro Werner, director para el Hemisferio Occidental del FMI.

Si bien se trató de una reunión preliminar, se pusieron sobre la mesa propuestas del próximo gobierno de cara a la renegociación del crédito stand by por US$ 56.300 millones.

Una de las dudas es qué ocurrirá con el desembolso pendiente de US$ 5.400 millones, que debió haber llegado en septiembre pero se postergó tras la derrota de Mauricio Macri en las PASO.  De no concretarse, sería el propio organismo el que entraría en un incumplimiento de contrato con el país, pero se descarta que los dolares llegarán tal como estaba previsto.

Además de esos fondos, el año próximo el FMI debería girar otros US$ 6.000 millones, pero el futuro gobierno de Alberto Fernández, que cuestiona el acuerdo, podría desistir de esos fondos.

Nielsen aprovechó que ambos participaron en un encuentro en la Universidad de Miami para empezar a mantener contactos cara a cara con vistas a la renegociación del préstamo.

El encuentro se produjo un día después de que Alberto Fernández advirtió: «No podemos pagar la deuda en estas condiciones económicas»’: 

«Tuvieron un encuentro productivo donde hablaron de la situación económica del país. Alejandro reiteró la disposición del staff del Fondo de colaborar con el equipo del presidente electo Alberto Fernández a su conveniencia», indicó una fuente del FMI citada por Cronista.com.

El vocero el FMI, Gerry Rice, había ratificado que el organismo está dispuesto a trabajar con el gobierno electo. «Estamos dispuestos a trabajar cuando le resulte conveniente a la nueva administración de Argentina, y esto no depende de condiciones previas», había señalado Rice.

Cabe señalar que Alberto Fernández, afirmó que Argentina no va a poder hacer frente al pago de la deuda «en las condiciones que está la economía, pese a lo cual señaló que su Gobierno honrará los compromisos asumidos sobre la base de la recuperación económica. 

En una entrevista que le concedió en México al ex presidente ecuatoriano Rafael Correa para la televisión rusa, Fernández enfatizó que Argentina «siempre ha hecho honor a sus deudas», inclusive luego de declarar el default en enero del 2002. «Salimos pagando, y ahora debemos hacer lo mismo», aseveró el dirigente peronista, que agregó: «El mundo tiene que entender es que nosotros no somos como (el presidente saliente, Mauricio) Macri, nosotros no mentimos. Y nosotros no podemos pagar en las condiciones que está la economía argentina».

En un análisis acerca de las razones por las cuales Argentina nunca pudo consolidar un proceso de desarrollo económico exitoso y sostenido en el tiempo como sí pudieron países como Australia, que arrancaron a comienzos del siglo XX en condiciones similares, Fernández responsabilizó al antiperonismo.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here