El Secretario General de la Organización de Estados Americanos, el uruguayo Luis Almagro, afirmó este miércoles que lo que hubo en Bolivia fue un autogolpe de estado perpetrado por el propio Evo Morales para perpetuarse en el poder robando las elecciones.

La gravísima acusación fue expresada durante la Asamblea del organismo convocada precisamente para tratar la situación en Bolivia y exponer la defensa del informe en el que -según Almagro- se comprobó «de manera irrefutable el fraude cometido en las elecciones», afirmó.

Dos informes internacionales individuales entre sí desmienten al emitido por la OEA en los cuales se señala que no hay evidencia genuina de fraude electoral, aunque sí algunas irregularidades administrativas que afectan al 0,37% de las mesas electorales, una porción ínfima que no afecta sustancialmente el resultado final.

La postura de Almagro deja en evidencia la posible complicidad del organismo que conduce en las maniobras que terminaron con el desalojo ilegal y violento del presidente legítimo de Bolivia.

Almagro, quien fuera canciller de los ultimos gobiernos del Frente Amplio de Uruguay hasta 2015 cuando asume como titular de la OEA, fue hace pocos días expulsado oficialmente del Frente por haber abandonado los principios rectores que le dieron origen.

Y tambien, estuvo en el 2005 en Mar del Plata en ocasión de la multitudinaria reunión que le dijo No al Alca en la cara a los por entonces presidentes de Estados Unidos y Mexico, George Bush y Vicente Fox.

Hoy, Luis Almagro acaba de escribir una de las páginas más negras del organismo que conduce. Un papelón del que jamás podrá regresar con dignidad y honestidad.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here