En la primera semana de enero, la primera del año, sumaron más de 2000 los despidos de asalariados registrados, tanto del sector público como del privado. Se trata de una escalada respecto de los datos de cesantías que se venían registrando en los últimos meses. De hecho, según un trabajo de la consultora Tendencias Económicas, esta cifra de despidos equivale prácticamente a todas las cesantías que se produjeron a lo largo del mes de diciembre, aunque algunos estudios, como el del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), calculan que en el mes pasado los despidos sumaron casi 3350.

En la lista de las cesantías hay de todo. En el caso de los del Estado, entre los que han perdido su trabajo se encuentran trabajadores de muchas dependencias, desde los que tienen por tarea la producción de pólvora, como es el caso de los contratados de la Fábrica Militar de Azul, hasta los que se dedican a la contención social, como los de la provincia de Jujuy, pasando por los productores periodísticos de Radio Nacional.

En el sector privado también hay disparidad. Aparecen los petroleros de Santa Cruz, que enfrentan los despidos en las firmas proveedoras de servicios a las grandes petroleras, trabajadores de las firmas que producen envases de aluminio y también de compañías de servicios.

El grueso de los 2000 despidos detectados en la primera semana del año se produjeron en cuatro municipios: Quilmes, con 500; Morón, con una cifra similar; 3 de Febrero, con 400; y Lanús, con 80. Todos ellos con Ejecutivos macristas.

 

En el ámbito nacional, hubo 130 despidos en el Senasa; 24 en la Fábrica Militar de San Juan; 34 en las señales televisivas Paka Paka, Encuentro y DeporTV; 16 en Radio Nacional; 13 en el Ministerio de Trabajo y otros cuatro en la cartera de Agroindustria.
Los distintos gobiernos esbozan diferentes excusas para justificar estas cesantías, algunas de ellas contradictorias entre sí o con el cuadro más general de rebote económico que, se supone, debería generar empleo.

 

Claves

*La ola de despidos se da en todos los niveles del Estado, es decir, tanto entre los puestos en el sector nacional, como en el provincial y en el municipal.

*Es una continuidad de lo sucedido en diciembre, cuando se produjeron casi 2000 despidos en el sector público, según un relevamiento del Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

*Un dato distintivo de los despidos conocidos esta semana es que afectan áreas sensibles, es decir, aquellas en relación con la asistencia social o la ayuda a los sectores más empobrecidos. En ese sentido, el análisis apunta a que se está en presencia del desmantelamiento de áreas enteras del accionar estatal.

*Visto desde esa perspectiva, pierde sentido la explicación oficial de que estas cesantías se deben a la aplicación de esquemas de control del presentismo o de las plantillas óptimas. Si una dependencia se desarma, como la TDA o Fabricaciones Militares, la plantilla óptima es cero.

*Los despidos en el sector privado son más leves, pero han generado fuerte rechazo. En Santa Cruz hay paro por tiempo indeterminado de petroleros en rechazo a 210 cesantías.

VíaPORTAL DE NOTICIAS
FuenteTIEMPO ARGENTINO
Compartir

1 Comentario

  1. Hay un error en el título donde dice “la primer semana”. Si es femenino, debería decir: “la primera semana”. Para que lo cambien, con todo respeto y sin ánimo de ofender. Saludos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here