Entre mañana y el viernes el presidente Alberto Fernández anunciará que entre el 1 y el 15 de julio habrá una cuarentena mucho más rígida que hasta ahora en toda la zona que comprende el AMBA, región de una muy alta concentración de población.

Las medidas que analizan aplicar ya están consensuadas entre el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de gobierno de la Ciudad Horacio Rodríguez Larreta y apuntan, básicamente, a restringir en el más alto grado posible la circulación de personas durante esos 15 días.

Para ello una de las medidas que se aplicará es suspender por ese lapso el cruce de lineas de colectivos entre la ciudad de Buenos Airs y el Gran Buenos Aires por lo que deberán hacer un recorrido dentro de cada jurisdicción.

En cambio, los trenes seguirán circulando como hasta ahora, con los nuevos protocolos y más controles. Como ya fue establecido, el transporte público es únicamente para los trabajadores esenciales.

También se mantendrán abiertos los comercios de cercanía, como hasta ahora con lo que ese item, no tendría mayores cambios. Además habría una mayor presencia de personal de seguridad para controlar que la circulación de personas sea la menor posible.

«Si los casos se nos disparan ahora no los alcanzamos más», explicó el presidente Alberto Fernández en relación con las medidas que serán presentadas como «el último esfuerzo» por achatar la curva de contagios.

Durante un encuentro que mantuvo en Olivos con editores de medios de comunicación y con la única compañía de su vocero Juan Pablo Biondi, el Presidente detalló que si no se restringe ya mismo, lo que viene será peor, porque llegará un momento en el que los médicos deberán elegir a quiénes internar y a quiénes no, una situación de espanto que ya se vivió en varios países del mundo.

print

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here