El periodista Tomás Méndez incendió al operador macrista, Luis Majul y mostró impactantes pruebas que lo relacionarían con el espionaje ilegal.

La información demuestra la persecución que hacía el periodista y cómo colaboraban con él Daniel Santoro y Mel falso abogado, Marcelo D’Alessio.

En un mensaje de D´Alessio al editor de Clarín definen a Majul como un «pelotudo fosforescente».

El ex juez Daniel Llermanos asegura que la situación procesal del periodista de La Nación puede tener un vuelco importante en las próximas horas.

Además, Méndez no solo cargó contra Majul, sino también atendió a otro impresentable, el intelectual M Federico Andahazi y su programa pagado con el dinero de todos durante el macrismo.

print

1 Comentario

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí