El conducto y animador Marcelo Tinelli salió este lunes a pegarle de lleno al Grupo Clarín para quien trabaja desde hace más de una década a raíz de una serie de artículos publicados por el diario y a los que consideró como un «ataque despiadado» a su persona.

Clarin había afirmado en varias publicaciones que Tinelli, actualmente refugiado con su familia en Esquel, había violado la cuarentena y que se había hecho llevar una valija hasta su lugar de residencia en un vuelo de carácter sanitario.

Durante una entrevista con Luis Novaressio, Tinelli desmintió las publicaciones. “No llego a entender el por qué de tanto hostigamiento. En 2006, cuando fue el Mundial de Alemania, me pasó lo mismo. No lo puedo creer y me parece muy injusto. No está bueno seguir mintiéndole a la gente de esa manera. ¿Clarín miente? Sí, y esta vez el título lo pongo yo” afirmó el conductor.

En relacion con el vuelo y la valija Tinelli salió a desmentir que se haya tratado de un “vuelo humanitario”, sino que fue un taxi aéreo que él mismo pagó para que le llevaran medicamentos. “Que haya llegado un vuelo a Esquel con una valija con medicamentos es verdad. Eran para mí y para mi hija”, admitió, pero aclarando que él fue quién contrató al vuelo, ante la imposibilidad de conseguir esos medicamentos en la ciudad patagónica.

“Desde que vine a Esquel, se dicen muchas mentiras. Con mi familia jamás violamos la cuarentena. Me pareció muy raro este ataque sistemático. Desde Clarín me tratan de pelotudo desde hace años. Me atacan de manera sistemática y siempre desde el mismo medio. No entiendo por qué mienten así, no está bueno y es muy injusto” agregó.

Tinelli señaló que desconoce los motivos de los ataques, pero descartó que se tratara de cuestiones contractuales, referidas a su decisión de retrasar la fecha del debut prevista de la nueva temporada de Showmatch.

No obstante admitió que puede haber algo de eso. “No sé si hay algo que yo no sé. Hoy un amigo importante me preguntaba ‘che, ¿no será que no te quieren más en el canal?´. No sé, lo desconozco. Me sigue sorprendiendo. Siempre tuve una muy buena relación. Soy periodista y pude haber hecho un montón de cosas, y nunca me ocupé de denunciar públicamente las denuncias que Clarín ha tenido en los últimos años».

«Por ahí me quieren decir algo. Es más fácil que me digan: ‘No queremos que empieces, no queremos que trabajes más con nosotros’. Lo sabré entender. Es como una relación de pareja, por ahí el otro no quiere. No levantaron el teléfono para preguntarme cómo fue lo de la valija, que es lo que uno haría. Lo preguntás antes, no salís a atacar» agregó.

«Y pasa todo el tiempo y con denuncias que me faltan el respeto. Por ahí hay algo que no me quieren decir o no saben cómo decírmelo… Pero como no me gusta suponer, espero que alguno levante el teléfono y me diga en qué nos equivocamos”

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here