Fuerte malestar y protestas en Europa por la vuelta a la cuarentena estricta

Ciudades cerradas y encendidas manifestaciones son hoy la postal más cruda del viejo continente.Temen que la segunda ola provoque estragos

El viejo continente atraviesa la segunda ola del coronavirus y las autoridades de las principales ciudades tomaron medidas estrictas para frenar el nuevo brote de contagios. España, Francia e Inglaterra empiezan a endurecer las restricciones a la circulación y la actividad económica. Crece el malestar y las protestas en las calles.

Ya hay Controles policiales y mucho broca en Madrid luego que este viernes sumó ocho nuevas áreas sanitarias a los confinamientos para evitar la propagación de la COVID-19. «No es suficiente», señalan desde el Gobierno central, ante las proporciones de esta segunda ola de la pandemia. 

«Las medidas que proponemos son extender el cierre a toda la ciudad de Madrid y a aquellas zonas que muestren un índice de infección superior a los 500 casos para 100.000 residentes en los últimos 14 días. Este paquete de medidas que el Gobierno Regional de Madrid ha decidido aplicar a las zonas de atención sanitaria», explicaba el ministro de Sanidad, Salvador Illa. 

Los confinamientos, que afectan especialmente a los barrios más pobres de la capital española, provocaron encendidas protestas de algunos residentes y dueños de comercios que debieron cerrar sus puertas. También hubo reacciones similares en la ciudad francesa de Marsella, donde cientos de propietarios de restaurantes y bares protestaron frente a la cámara de comercio por el cierre de sus establecimientos a partir de este sábado. 

«Hoy he ganado cero euros, cero euros. Tengo gastos. Soy padre, tengo que pagar un alquiler, porque no tengo la suerte de ser propietario, y ha ganado cero euros. Y he estado gastando mis ahorros durante siete meses para mantener la cabeza fuera del agua. Todo lo que pedimos es que nos escuchen. Tenemos la impresión de los clubes nocturnos somos los parias de la sociedad», se lamentó un empresario del sector. 

El Reino Unido no descarta volver a imponer confinamientos. Por lo pronto, bares y restaurantes deben cerrar sus puertas a las diez de la noche y se han endurecido las medidas de distancia social. Al igual que Francia, el Reino Unido está reportando sus mayores tasas de contagio diario desde el comienzo de la pandemia. 

En Escocia y en Suiza, cientos de estudiantes están confinados en sus campus tras dar positivo en las pruebas de la COVID-19 luego de las celebraciones del inicio del curso escolar.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here