El presidente Alberto Fernández le tomó hoy juramento a la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis, en un breve acto en Casa Rosada. El mandatario nacional no hizo declaraciones durante el acto de jura y solo se limitó a tomarle el juramento para que Batakis quede oficialmente en funciones.

Entre los presentes se encontraban el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; y los secretarios generales de la CGT Pablo MoyanoHéctor Daer y Carlos Acuña.

El acto, de carácter meramente protocolar, comenzó a las 17.30 hs y duró poco más de diez minutos, en tanto que Alberto Fernández solo se dispuso a leer el acta de juramento de la nueva titular del Palacio de Hacienda y no hizo ninguna referencia a la crisis política de las últimas 48 horas.

Cabe recordar que el nombre de Silvina Batakis fue surgerido por el titular del Banco Central, Miguel Pesce, al presidente Fernández, quien decidió llamar a la vicepresidenta para evaluar su consenso, a partir del pedido de su entorno y de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. El diálogo rompió con la incomunicación que mantenían los titulares del Ejecutivo nacional desde marzo.

Por su parte, antes de su asunción formal, la ex ministra de Hacienda bonaerense llevó a cabo una reunión de más de tres horas con Alberto Fernández; para luego encontrarse con Miguel Pesce y, más tarde, con el ex ministro Guzmán.

El mensaje de la nueva ministra de Economía

Poco después del acto de jura, la ministra de Economía Silvina Batakis dio su primera definición en materia económica, y aseguró que «cree en el equilibrio fiscal». 

En un corto mensaje a la prensa, la flamante ministra afirmó: «Sé que hay mucha expectativa. Estamos convencidos de que el problema en Argentina tiene que ver con el manejo fiscal de nuestras cuentas, lograr que Argentina tenga más exportaciones y valorizar nuestra moneda local»

De esa forma, Silvina Batakis dio cuenta que continuará el sendero trazado por Martín Guzmán junto al Fondo Monetario Internacional (FMI), que para este año puso como objetivo un déficit fiscal de 2,5% del PBI. 

A la vez que despejó las inquietudes expresadas por distintos sectores a partir del mensaje de Cristina Kirchner sobre su concepción del déficit fiscal, para quien éste no «necesariamente» es el causante de la inflación.

«Queremos tener una mirada federal, que incluya a todos y todas, y hacerlo es liberar una cantidad de recursos enorme que tiene nuestro país y ponerlo en un sendero de crecimiento», añadió Silvina Batakis.

Y concluyó: «Creo en el equilibrio fiscal y que debemos avanzar en ese sentido. Creo que ese es el camino y la tarea que me encomendó el presidente. Agradecerle a la vicepresidenta, a Daniel Scioli a Eduardo de Pedro por la posiblidad de haber podido recorrer todo el país. Y a todos los intendentes y gobernadores que se acercaron y me mandaron sus saludos.»

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí