La Canasta Básica Total que define la línea de pobreza registró un incremento del 2,5 por ciento en octubre en relación al mes anterior y acumula un alza de 47,1 por ciento en doce meses, según el informe del INDEC.

La Canasta Básica Alimentaria, el indicador utilizado para medir la indigencia, escaló un 2,1 por ciento y registra un aumento interanual del 45,9 por ciento de acuerdo con el mismo informe oficial.

En consecuencia, una familia de cuatro integrantes necesitó en octubre 35.467 para no caer en la pobreza, más de 11 mil pesos que un año atrás mientras que para no ser indigente se necesitaron 14.202 pesos.

La trepada de ambos indicadores se contuvo a partir de algunas medidas desplegadas por el gobierno después de la debacle que siguió a las elecciones primarias, como la rebaja del IVA a productos de la canasta básica.

Sin embargo, el aumento acumulado en el año en ambas canastas y el sostenido deterioro en la escena laboral permite anticipar que la pobreza se acercará al 40 por ciento al finalizar 2019.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here