La Cámara de Diputados aprobó esta noche por unanimidad, en el marco de la primera sesión virtual de su historia, el proyecto de ley para eximir del Impuesto a las Ganancias a trabajadores de la salud y de seguridad por las horas extra y guardias obligatorias que realicen durante la emergencia por Covid-19.

La iniciativa, que deberá ser tratada por el Senado para su sanción definitiva, recibió 252 votos positivos, y no recibió rechazos ni abstenciones.

En principio, el beneficio tendrá efecto por seis meses, contabilizando desde el 1 de marzo pasado y hasta el 30 de septiembre, pero la iniciativa faculta al Poder Ejecutivo a extender la medida más allá de esa fecha si lo considera necesario y no más allá de la finalización del estado de emergencia sanitaria.

Tras la votación de este proyecto, se debatía otra iniciativa, denominada «ley Silvio», en honor al primer trabajador de salud fallecido por Covid-19 en Argentina el pasado 18 de abril, que apunta a que el personal médico, de enfermería, limpieza, y de todos los rubros que se desempeñan en establecimientos de salud tengan los materiales necesarios de prevención para para evitar los contagios.

Massa condujo el debate desde el estrado de la sala de sesiones, con el secretario administrativo de la Cámara, Rodrigo Rodríguez, y el secretario parlamentario, Eduardo Cergnul, apostados a cada uno de sus lados.

Las imágenes de los rostros de los diputados que se encontraban trabajando desde sus casas, sus despachos o las legislaturas provinciales, se vieron en las pantallas leds ubicadas en el fondo del recinto.

Entre los diputados presentes en el recinto estaban el presidente de la bancada oficialista, Máximo Kirchner, y sus compañeras de bloque Cristina Alvarez Rodríguez y Cecilia Moreau; los jefes de Juntos por el Cambio, Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), además de José Ramón (Unidad para el Desarrollo) y Eduardo Bucca (Federal).

En tanto, habilitaron sus instalaciones las legislaturas de Córdoba, Tucumán, Entre Ríos, San Juan, Misiones y Santiago del Estero, entre otras, para que participaran los representantes de esas provincias, consignaron fuentes de la Presidencia de la Cámara.

Al comenzar la sesión se aprobó en forma casi unánime y con mayoría especial el protocolo que establece el mecanismo de sesiones virtuales mientras dure el aislamiento social y obligatorio, en la que constituyó la primera votación ‘mixta’ del cuerpo.

Para corroborar el sentido de esos votos algunos diputados debieron formalizarlo a viva voz por problemas de conexión. En ese punto Massa leyó los nombres y cada legislador debía expresar claramente su posición.

Luego, el cuerpo aceptó las renuncias de los diputados del Frente de Todos Daniel Scioli y Andrés Larroque, y de la líder de la Coalición Cívica, Elisa «ilita» Carrio.

En su reemplazo se tomó juramento a los peronistas Claudia Bernazza y Lisandro Bisormi y al macrista José Luis Patiño, posibilitando el ingreso de la primera para que el Frente de Todos alcance la paridad de género en su bancada, lo que fue destacado en su discurso por la kirchnerista Gabriela Cerruti.

Por su parte, diputados de los bloques opositores destacaron el «enorme esfuerzo» del personal técnico que desarrolló la plataforma de trabajo virtual, al tiempo que pidieron la derogación del DNU 457/20 por el cual se dispuso la suspensión por este año de la limitación que tiene el Jefe de Gabinete para reformular las partidas presupuestarias.

El mendocino Ramón,; Graciela Camaño (Federal), Ritondo y Ferraro fueron quienes se expresaron en ese sentido en la histórica primera sesión virtual del cuerpo.

La neuquina Alma Sapag, del monobloque MPN, en cambio, sólo agradeció la posibilidad de poder celebrar la sesión, y puso de relieve «el trabajo conjunto entre la Nación y la provincia».

Desde la izquierda, Romina del Plá y Nicolás del Caño cuestionaron ese y otros DNU relacionados con las medidas adoptadas en el marco de la pandemia y pidieron el tratamiento del denominado proyecto de ‘impuesto a la riqueza’, lo que fue rechazado por el resto de las fuerzas.

En su discurso, Ritondo expresó: «Estamos para controlar y para proponer desde nuestras bancas, para cuidar la pluralidad, representamos al 41% de los votos de los argentinos que nos dieron este lugar. Le pedimos que el DNU sea derogado y que tengamos la posibilidad de discutirlo en el Congreso».

Camaño, en tanto cuestionó que el DNU 457/20 se haya firmado «dos días antes de que nos diéramos la posibilidad de sesionar» y dirigiéndose a Massa, su ex jefe en el Frente Renovador, le marcó: «Usted y yo fuimos artífices de que el gobierno anterior dejara de tener este tipo de excentricidades con el Presupuesto y se pusiera límites. Lamento mucho la falta de límites, queremos que deroguen el decreto».

Luego se inició el debate del proyecto para la exención del pago de Impuesto a las Ganancias para el personal de salud y de seguridad, que fue aprobado con 252 votos (4 ausentes).

El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, Carlos Heller, en su carácter de miembro informante del proyecto señaló que le «tocó unificar el conjunto de los proyectos similares que se habían presentado», y destacó que encontró «una enorme disposición para unificar el texto en un dictamen que representara a todos». (Agencias de noticias)

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here