Insólitamente, tras las polémicas declaraciones que brindó la ministra, en un estado que parecía exhibir una ebriedad reprochable y donde lanzó la frase «Quien quiera tener un arma, que la tenga», el presidente Mauricio Macri la pone a cargo de la tenencia de armas en Argentina.

Según publicó el diario La Nación, el exRenar quedará bajo la órbita del minsterio Seguridad que conduce la amante del gatillo fácil, Patricia Bullrich. Antes estaba en manos del ministerio de Justicia, del alicaído Germán Garavano.

El país tiene más de un millón y medio de armas de fuego registradas, aunque datos extraoficiales indican que la cantidad de pistolas, escopetas y otras duplica a esa cifra.

Bullrich al salir de un restaurante, semanas atrás, defendía -ebria- la tenencia de armas de fuego

Según trascendió, el Gobierno busca poner la lupa en los circuitos de armas de fuego, tanto lo que se mueven en la superficie como los que operan en la clandestinidad.

La Anmac (exRenar) se enfoca en el control del mercado legal, aunque desde ahora comenzará a mirar más de cerca el mercado clandestino.

Además del poder que con este movimiento sigue sumando Bullrich, la medida (en la que habría tenido peso central el esposo de la ministra, el agente del Mossad Guillermo Yanco) apuntala también una de las fantasías del comando electoral de Cambiemos, que tiene a la ex Montoneros, ex PJ, ex Alianza y ex Coalición Cívica como favorita a la hora de pensar candidaturas para la vicepresidencia en la boleta electoral que este año (por ahora) llevará a Mauricio Macri para una posible reelección.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here