Las pymes, que ya llevan tres años sufriendo una política de concentración y achicamiento de la economía, lograron un documento de consenso que llevarán mañana al Palacio legislativo para exigir que se articulen “medidas urgentes que permitan afrontar la situación de crisis” a la que calificaron como “terminal”.

La concentración se realizará a partir de las 10:00 del jueves 6 y los representantes de los sectores Pymes intentarán dialogar con legisladores del oficialismo y de la oposición para plantearles la problemática de la actividad y presentar una serie de propuestas de cara a paliar la brutal caída en la producción, el consumo y las ventas. Luego, a las 11hs se dirigirán al edificio anexo para mantener un encuentro con los diputados y las diputadas nacionales donde entregarán un documento con los pedidos y las necesidades de legislación urgente.

Entre las organizaciones empresariales, estarán la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), Fundación ProTejer, la Asociación Industriales Pymes Argentinos (IPA). la Cámara Argentina de Pymes Proveedoras de la Industria de las Telecomunicaciones (CAPPITEL), la Confederación Empresaria de la República Argentina (CGERA), y la Central de Entidades de Empresarios Nacionales (CEEN), entre otras.

Eduardo Fernández, presidente de APYME

Las gremiales empresarias tienen previsto elevar a los legisladores un documento que busca “conseguir el respaldo necesario para que se implementen medidas urgentes que le permitan afrontar la recesión económica que atraviesa a todos los sectores sin excepción ni tamaño, tanto la industria como el comercio, los servicios y el agro”, señaló Eduardo Fernández, presidente de APYME.

Según explicó a este medio, “los ejes que se plantearán en la reunión serán: los elevados y dolarizados costos energéticos, la ausencia de financiamiento, los embargos de la AFIP y falta de planes de moratoria, así como la imperiosa necesidad de controlar las importaciones de productos con sustitución nacional; el incremento de los impuestos, a pesar de la sanción del nuevo pacto fiscal; las tasas de interés bancarias, que atentan contra los intereses de las perqueñas empresas e imposibilitan la actividad productiva; el daño a las exportaciones ante la aplicación de nuevas retenciones y la eliminación de los reintegros a las exportaciones. Asimismo exigen descontar el bono de fin de año”.

La situación de este sector no solo afecta a los empresarios, el problema de las pymes está directamente vinculado a los trabajadores ya que estas son responsables de más del 70 por ciento del empleo registrado y desde 2016 a la fecha se calcula que ya son más de 9000 las que debieron bajar las persianas, dejando decenas de miles de nuevos desempleados.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here