La plana mayor del PRO se reunió ayer en el complejo Parque Norte de la Ciudad de Buenos Aires para realizar un balance del año y analizar las perspectivas hacia 2019.

Sin la presencia del presidente Macri, la apertura estuvo a cargo del presidente del Consejo Directivo del PRO, Humberto Schiavoni, y del jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, en su discurso frente a la cúpula partidaria, realizó un balance a tres años de la llegada de Cambiemos a la Casa Rosada y en particular a la gobernación de la provincia de Buenos Aires.

«Es bueno pararse en los aniversarios y usarlos como excusa para hacer balance. Sin duda, fue un camino difícil, pero cuando uno se detiene a mirar hacia atrás, 1.095 días para cambiar los últimos años, parece poco para que se vea lo enorme del cambio, son 70 años a nivel nacional y 28 en la provincia», evaluó, en alusión a las administraciones de peronistas.

La gobernadora valoró que «hoy tenemos Indec y un Presidente que dice que la pobreza sube y da la cara; tenemos evaluaciones en las aulas todos los años porque no pensamos que solucionar los problemas sea taparlos. Hoy, donde había carteles, ahora hay obras que empezaron y terminaron en esta gestión».

«Cambiemos vino a demostrar muchas cosas y nos quedan muchas otras pendientes», reconoció, y de cara al 2019 pidió a los argentinos renovar su confianza en el oficialismo porque «tenemos mucho camino por recorrer; la única manera es persistiendo en nuestras convicciones y escuchando».

«Todo lo lindo que vemos en la Ciudad se empezó a planificar hace 10 años. Hoy, nadie duda de que está bueno Buenos Aires, pero requirió trabajo en equipo convicción y cercanía. Eso es lo que nos hace ser PRO, lo que nos define y va a llevar cada día más lejos», graficó.

Del encuentro, participan también los ministros de Producción y Trabajo, Dante Sica, y de Transporte, Guillermo Dietrich, además de otras autoridades partidarias como el secretario general de PRO, Francisco Quintana, y el prosecretario general, Juan Ignacio Maquieyra.

Por su lado, la ministra de Seguridad dijo: «El año que viene los votantes valorarán el cambio que se está generando y que no tiene vuelta atrás».

Patricia Bullrich sostuvo que el presidente Macri encara una «gestión que vino a plantear un cambio cultural, de raíz que por eso encuentra resistencias y problemas» y se mostró convencida de que el «camino de transformar la cultura mafiosa, corrupta y de corporaciones con intereses privilegiados es el correcto».La gobernadora lo hizo durante la reunión del Consejo Directivo Nacional del PRO que deliberó en el complejo Parque Norte al cumplir tres años de gobierno.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here