El sector de las Pymes, uno de los más afectados por las políticas económicas de Mauricio Macri junto con los trabajadores, encabezan en el marco del cuarto paro general de la CGT, el tercer persignado Pyme. Varias cámaras representantes del sector más productivo del país convocaron a esta modalidad para expresar su rechazo al modelo PRO.

En ese sentido, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) instó al empresariado nacional a llevar adelante esta particular forma de protesta en comercios e industrias «en defensa de la producción nacional y el trabajo de los argentinos».

El pasado mes de agosto se registró la peor caída del consumo en los últimos 10 años, que junto a los desproporcionados tarifazos en los servicios públicos, la presión y asfixia fiscal, falta de financiamiento y los elevadísimos costos del mismo golpearon letalmente a este sector que ya venía impactado por la apertura indiscriminada de las importaciones.

Los convocantes, Apyme, Asociación Pyme, CEEN, Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino, Frente Productivo, Agrupación Gelbard, Capyme, Pyme Sur e IPA, adhirieron ayer a la movilización a Plaza de Mayo con organizaciones gremiales, sociales y políticas. «Marchamos en defensa del empleo, las Pymes y la producción nacional, contra el ajuste y el endeudamiento», señaló la entidad en un comunicado. La exigencia del FMI de un mayor recorte de gastos para la firma de un nuevo acuerdo con el Gobierno provocará una caída adicional del consumo público y privado, que impactará sobre el nivel de actividad y la suerte de las empresas.

Las gremiales empresarias llamaron a pequeños y medianos empresarios «a interrumpir las actividades diarias para acompañar la medida de fuerza y confluir en el reclamo con todos los sectores sociales agredidos por el actual modelo económico. El sector Pyme emplea cerca del 80 por ciento del universo laboral privado», señaló.

Desde APYME consideraron urgente actuar ante los «efectos devastadores» que están generando las políticas del Gobierno en términos de caída de la actividad económica, pérdida de puestos de trabajo y de poder adquisitivo en el mercado interno, que repercute de modo directo sobre las micro, pequeñas y medianas empresas.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here